Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitarle el acceso a los recursos y servicios, mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación y publicidad. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de uso de cookies.

Header reproducción asistida

Reproducción asistida

La Reproducción Asistida es una especialidad médica que consiste en ayudar a formar familias cuando no se puede conseguir un hijo por medios naturales. Cada mujer y cada pareja tienen su propio proyecto reproductivo, y por este motivo es tan importante que el tratamiento sea lo más personalizado posible. Hoy en día, los tratamientos de Reproducción Asistida brindan la oportunidad a parejas o mujeres solas de poder convertirse en padres.

Inseminación Artificial

La inseminación artificial es una técnica de reproducción asistida que consiste en introducir espermatozoides procedentes de una muestra de semen en el útero.

Se controla el ciclo mediante un seguimiento ecográfico y el día de la ovulación se recoge una muestra de semen, se prepara en el laboratorio concentrando los espermatozoides y mejorando su movilidad y se colocan en el fondo del útero con una fina cánula. Este proceso, en la inmensa mayoría de los casos, es sencillo e indoloro y no requiere ingreso ni reposo. 

Inseminación artificial conyugal

La Inseminación Artificial Conyugal (IAC) es una técnica mediante la cual se introducen en el útero espermatozoides seleccionados de una muestra de semen de la pareja especialmente preparada en el laboratorio.

Inseminación artificial con donante de semen

La Inseminación Artificial con semen de donante (IAD) consiste en la colocación en el útero de una muestra de semen de donante. Estos donantes, han seguido un estudio médico detallado, descartándose todos aquellos que presenten alguna enfermedad transmisible o aquellos cuyo semen no tenga unos parámetros altos de concentración y movilidad.

De acuerdo con la legislación española y de la mayoría de los países europeos, estos donantes deben ser anónimos. No pudiendo saber los donantes el destino de su donación ni los pacientes el origen de este.

El donante usado en la inseminación deberá tener las máximas similitudes en cuanto a características físicas que la pareja de la mujer. En el caso de una mujer sola deberá tener las características de la paciente.

Fecundación in vitro

La Fecundación in Vitro (FIV) es una técnica de reproducción asistida en la que la fecundación del óvulo por parte del espermatozoide tiene lugar en el laboratorio, de la mano de nuestro equipo de biólogos.

En primer lugar, se estimulan hormonalmente los ovarios de la mujer para extraer los óvulos mediante una punción ovárica. Los óvulos obtenidos son fecundados con los espermatozoides del hombre y los embriones obtenidos se introducen en unos incubadores que semejan al máximo el ambiente del tracto reproductivo de la mujer.

La Fecundación in Vitro puede realizarse con óvulos propios y semen de la pareja, con óvulos propios y semen de donante, con óvulos de donante y semen de la pareja o con óvulos de donante y semen de donante.

Fases de la FIV

1) Estimulación ovárica 

La estimulación ovárica consiste en un tratamiento hormonal cuyo objetivo es conseguir que la mujer, en vez de producir un óvulo por cada ciclo natural, produzca muchos más. Así, al haber un mayor número de embriones, la posibilidad de embarazo es mayor. El control del crecimiento de los folículos (que contienen los posibles óvulos) se realiza con ecografías, y algunas veces, analíticas. Cuando el tamaño de los folículos es el adecuado, se finaliza la fase de estimulación con la administración de la hormona HCG o similar que desencadena la ovulación.

2) Punción folicular 

Al cabo de 34-36 horas de la administración de la HCG, se extraen los óvulos mediante una punción de los ovarios y la aspiración del líquido folicular, controlada por una ecografía con sonda vaginal. La punción tiene lugar en el quirófano bajo una sedación profunda. Su duración es de entre 15 y 30 minutos aproximadamente. Tras la punción, los biólogos especializados del laboratorio identifican los óvulos en los líquidos foliculares (no todos los folículos puncionados contienen un óvulo).

3) Fecundación en el laboratorio 

El objetivo es lograr la fecundación de los óvulos extraídos con los espermatozoides y para ello se procesan mediante diferentes técnicas y se ponen en contacto para conseguir la fecundación. Al día siguiente se constata si se han fecundado correctamente. Los embriones se mantienen en cultivo hasta el día de su transferencia al útero o el día de su congelación. Esto sucede de dos a cinco días después de la punción folicular.

En nuestro centro, para el cultivo y evaluación de los embriones disponemos del incubador de última generación EmbryoScope+ (basado en la tecnología time-lapse).

  • ICSI - La microinyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI, por sus siglas en inglés) es una técnica de micromanipulación que se utiliza frecuentemente en tratamientos de fecundación in vitro. La ICSI suele indicarse en casos de infertilidad masculina, puesto que hace posible la fecundación del óvulo si se dispone de poca concentración de espermatozoides. Consiste en inyectar un solo espermatozoide dentro del citoplasma del ovocito.
  • IMSI - La técnica de Inyección intracitoplasmática de espermatozoides morfológicamente seleccionados (IMSI, por sus siglas en inglés) es una técnica de micromanipulación utilizada en los casos en que se requiere una selección morfológica más precisa de los espermatozoides (se utiliza un microscopio que permite hasta 5.000 aumentos en lugar de 400 que se usan en la ICSI convencional).

4) Transferencia embrionaria 

La transferencia es la introducción de los embriones en el útero mediante un catéter. Es un proceso sencillo y, en la mayoría de los casos, indoloro que puede controlarse ecográficamente y no necesita anestesia. Generalmente se aconseja transferir 1 único embrión con el fin de evitar embarazos múltiples. No obstante, la ley española permite transferir un máximo de 3 embriones. Cuando se obtienen más embriones evolutivos de los que se van a transferir, se pueden criopreservar para que puedan utilizarse en ciclos posteriores.

Diagnóstico genético preimplantacional

El Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP) permite estudiar el ADN de los embriones para seleccionar los que cumplen determinadas características. Es una técnica, regulada por ley, que permite detectar determinadas.

Es una técnica, regulada por ley, que permite detectar determinadas alteraciones cromosómicas o genéticas que son hereditarias y seleccionar los embriones que desde el punto de vista cromosómico y/o genético para la alteración analizada antes de su transferencia al útero materno.

Esta técnica, se puede utilizar dentro de un programa de fecundación in vitro, para minimizar el riesgo de transmisión de alteraciones hereditarias o en casos de abortos de repeticiónfallos de implantación y/o edad materna avanzada.

En Corachan Dona ofrecemos

  • Primera consulta médica con un especialista en reproducción asistida
  • Seminograma (informe de la muestra de semen de tu pareja)
  • Ecografía vaginal (si es necesario)
  • Evaluación de pruebas médicas aportadas
  • Diagnóstico médico
  • Asesoramiento personalizado del equipo
  • Seguimiento y asesoramiento en el tiempo
  • Laboratorio de Fecundación in Vitro con los más altos estándares de calidad
  • Tecnología EmbryoScope+

Equipos asociados

C.I.R.H.

CENTRE GINECOLOGIC SARRIA

INSTITUTO DRA. GOMEZ ROIG

M.S. ISHTAR

Suscríbete a la newsletter