Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitarle el acceso a los recursos y servicios, mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación y publicidad. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de uso de cookies.

Web Clínica Corachan

La importancia de la alimentación durante las vacaciones de verano

En verano es más fácil descuidar nuestra salud intestinal, ya que, durante las vacaciones, se producen muchos cambios en nuestra rutina diaria. Un intestino poco saludable puede dar lugar a condiciones como diarrea, gases, acidez y estreñimiento, es por ello que a continuación te contamos lo que necesitas saber para mantener una alimentación sana estas vacaciones.

 

1. Comer más verduras y frutas

Las verduras contienen mucha agua, vitaminas y minerales esenciales para mantener nuestra salud a raya. Además, contienen fibra para mantener el intestino sano y ayudan a que los sistemas de nuestro cuerpo funcionen con mayor eficacia.

 

2. Espaciar las comidas

Lo ideal son cinco comidas al día y ligeras. Un buen desayuno, alguna pieza de fruta a media mañana, una comida ligera, una merienda de fruta y una cena también ligera son fundamentales para mantener un estado físico envidiable. ¡Deja de lado las comidas copiosas!

 

3. Beber mucha agua

Asegúrate de beber como mínimo 2 litros de agua durante el día en verano, por el calor y porque, seguramente, hacemos más ejercicio y es muy necesario seguir unas pautas de hidratación. El agua puede eliminar las toxinas en el intestino y estimular el proceso digestivo.

 

4. Elimina el azúcar de tu dieta

El mayor enemigo de tu dieta es el azúcar, los azúcares procesados ​​pueden ser extremadamente dañinos para tu intestino y para el proceso de digestión en general. Las alternativas naturales como la miel, son más saludables.

 

5.  No te saltes las comidas

Saltarse las comidas durante el día puede provocar que más tarde comas en exceso. Es importante desayunar para no consumir muchas calorías durante el día. Los alimentos ricos en fibra son altos en volumen y satisfacen el hambre, pero tienen menos calorías.

 

6. Come porciones pequeñas

Un error común es comer grandes porciones de alimentos. Es importante incluir alimentos ricos en nutrientes en tu dieta, pero también recuerda que estos alimentos también tienen calorías y deben consumirse con moderación. 

 

7. Sigue en movimiento

Mantente siempre activo es esencial. Caminar por la orilla del mar, pasear por la montaña… hay muchos ejercicios que pueden ayudarnos a bajar la comida y mantenernos en forma. Sal a caminar y aprovecha para ponerte al día con los miembros de la familia o jugar a la pelota o jugar al baloncesto con los niños.

 

En definitiva, este verano, bebe mucha agua y combina una buena alimentación basada en frutas y hortalizas frescas con ejercicio físico. Y lo más importante… ¡Disfruta!

Consejos que curan

El blog de la Fundación Corachan tiene como objetivo divulgar temas de interés o de actualidad relacionados con la prevención y promoción de la salud, hábitos saludables, embarazo y maternidad, educación familiar y medicina deportiva, entre otros.

Participación
Este blog está abierto a comentarios, siempre y cuando no sean ofensivos en algún aspecto de la forma o del contenido. Tampoco se atenderán consultas particulares ni se dará información personalizada.

Artículos recientes

Temas

Sobre nosotros

Fundación Corachan es una institución sin ánimo de lucro que promueve y desarrolla acciones de salud orientadas a la adquisición de hábitos saludables.

Asimismo, tiene como misión promover acciones de salud y prevención de enfermedades y la formación especializada de profesionales de la salud, tanto académica como formación continuada. 

Desarrolla de proyectos destinados a:

  • Promoción de la salud en el ámbito comunitario.
  • Conseguir comportamientos saludables en todas las etapas de la vida.
  • Divulgación de información para que las personas tengan un papel activo respecto a su salud.
  • Autocuidado de la salud.
  • Promoción de la práctica del deporte.
  • Promoción de la salud en el ámbito educativo.
  • Formación de profesionales.

Síguenos en