Web Clínica Corachan

Las lesiones más frecuentes de rodilla y cómo podrías evitarlas

Las lesiones más frecuentes de rodilla y cómo podrías evitarlas

Las lesiones en la rodilla son muy comunes, pueden aparecer a cualquier edad y son un motivo frecuente de visitas médicas.

En casi todas las lesiones aparecen uno o varios de los siguientes síntomas:

  • Dolor en la rodilla.
  • Inflamación, por lo general debido a la acumulación de líquido en la rodilla.
  • Inestabilidad para permanecer de pie.
  • Dificultad a la hora de caminar o realizar otras actividades.

 

Si sientes alguno de ellos, puede que padezcas una de las siguientes lesiones.  Estas son las más frecuentes:

  • Esguince o distensión: sucede cuando uno o varios ligamentos se estiran en exceso por una torcedura o un tirón.
  • Rotura de ligamentos: se produce cuando se rompen, de manera parcial o completa, de uno o varios ligamentos ubicados en el interior o alrededor de la articulación de la rodilla.
  • Lesiones en los meniscos: los meniscos son unos cojinetes de tejido blando que se encuentran en el interior de la rodilla y también pueden sufrir complicaciones. Funcionan como amortiguadores, por eso, cuando se rompen se siente un fuerte dolor, hinchazón y dificultad para movilizar la articulación.
  • Artrosis: esta lesión suele aparecer con los años debido al desgaste que sufre el cartílago de la rodilla.

 

¿Cuáles pueden ser las causas?

  • Si la rodilla recibe un impacto o se desplaza fuera de su rango habitual de movimiento, por ejemplo, si te caes en una posición forzada.
  • Si practicas un deporte que implica correr, saltar y detenerse, realizando cambios rápidos de dirección, por ejemplo, el fútbol o el esquí.
  • El sobrepeso.

Las causas pueden ser muy diferentes, depende del caso. Por eso, es importante no guiarse únicamente por los síntomas, sino realizar los exámenes necesarios para lograr un diagnóstico adecuado.


Para evitar este tipo de lesiones, hay una serie de precauciones y recomendaciones que puedes seguir y que te ayudarán a mejorar la salud de esta articulación:

  1. Sigue una dieta equilibrada y rica en vitaminas, calcio y Omega-3.

  2. Realiza actividad física moderada con frecuencia para mantener los músculos de la rodilla más fuertes y que protejan mejor las articulaciones. Evita los cambios bruscos en la intensidad de los ejercicios salvo que estés entrenado para ello.

  3. Si eres deportista o practicas deporte con asiduidad, procura hacer un calentamiento previo a la actividad física y estira los músculos antes y después de realizar deporte.

  4. Utilizar un calzado adecuado también puede evitar molestias en nuestras rodillas ya que es muy importante tener el pie bien sujeto para que proporcione la amortiguación necesaria.

 

Si sientes dolor en la rodilla, inflamación, inestabilidad o has notado la sensación de que algo estalla o se rompe en esta articulación, no dudes en acudir a nuestra clínica, donde contamos con un equipo de Traumatología, concretamente el del área de la rodilla, que está a la vanguardia de los tratamientos más avanzados aplicados con la última tecnología.

Consejos que curan

El blog de la Fundación Corachan tiene como objetivo divulgar temas de interés o de actualidad relacionados con la prevención y promoción de la salud, hábitos saludables, embarazo y maternidad, educación familiar y medicina deportiva, entre otros.

Participación
Este blog está abierto a comentarios, siempre y cuando no sean ofensivos en algún aspecto de la forma o del contenido. Tampoco se atenderán consultas particulares ni se dará información personalizada.

Artículos recientes

Temas

Sobre nosotros

Fundación Corachan es una institución sin ánimo de lucro que promueve y desarrolla acciones de salud orientadas a la adquisición de hábitos saludables.

Asimismo, tiene como misión promover acciones de salud y prevención de enfermedades y la formación especializada de profesionales de la salud, tanto académica como formación continuada. 

Desarrolla proyectos destinados a:

  • Promoción de la salud en el ámbito comunitario.
  • Conseguir comportamientos saludables en todas las etapas de la vida.
  • Divulgación de información para que las personas tengan un papel activo respecto a su salud.
  • Autocuidado de la salud.
  • Promoción de la práctica del deporte.
  • Promoción de la salud en el ámbito educativo.
  • Formación de profesionales.

Síguenos en