Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitarle el acceso a los recursos y servicios, mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación y publicidad. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de uso de cookies.

Web Clínica Corachan

El Trastorno del Espectro Autista (TEA)

El trastorno del espectro autista (TEA) es un trastorno del desarrollo que se manifiesta en los tres primeros años de vida y que perdura a lo largo de ésta en función de las capacidades y fortalezas de cada persona que lo padece, siendo importante una intervención lo más temprana y especializada posible con el fin de disminuir los síntomas limitantes a la hora de comprender y gestionar el mundo que le rodea.

¿Qué es el Trastorno del Espectro Autista?

El trastorno del espectro autista (TEA) es un trastorno del desarrollo que se manifiesta en los tres primeros años de vida y que perdura a lo largo de ésta en función de las capacidades y fortalezas de cada persona que lo padece, siendo importante una intervención lo más temprana y especializada posible con el fin de disminuir los síntomas limitantes a la hora de comprender y gestionar el mundo que le rodea.

El término “espectro” se refiere a la amplia gama de síntomas, fortalezas y grados de deterioro que pueden tener las personas con estos trastornos, pero fundamentalmente se caracterizan por tener dificultades persistentes en la comunicación y en la interacción social. En algunos casos, además surgen patrones repetitivos y restrictivos de comportamiento, así como de intereses como forma de poder controlar la ansiedad que les genera no poder comprender, controlar y adaptarse al entorno.

Los trastornos del espectro autista no tienen una única causa, considerando la complejidad del trastorno y el hecho de que los síntomas varían. Se considera que la etiología del autismo es multifactorial, teniendo en cuenta la combinación de diferentes factores tanto de origen genético, como ambiental. En este sentido se recomienda realizar tanto las pruebas médicas como la valoración de especialistas para poder avanzar tanto en el estudio como en el tratamiento.

Signos y síntomas

Aunque existan diferentes niveles de intensidad del TEA, la mayoría de los niños que lo sufren muestran signos y comportamientos muy similares que pueden convertirse en una señal de alarma para sus padres, por ejemplo:

  • No responder a su nombre cuando alcanzan el primer año de edad.
  • Escasa o nula sonrisa social.
  • Dormir en exceso, poca iniciativa al movimiento y la exploración.
  • Dificultad para emitir vocalizaciones y responder de manera intencional
  • Dificultad en la comunicación y en la interacción.
  • Hiperactividad e impulsividad.
  • Dificultad en el contacto visual.
  • Preferencia a los juegos solitarios.
  • Dificultad en el juego simbólico y de representación.
  • Tener dificultades para comprender los sentimientos de otras personas y de expresar los propios.
  • Presentar retrasos en las destrezas del habla y el lenguaje.
  • Repetir palabras o frases una y otra vez.
  • Dar respuestas sin sentido.
  • Tener intereses restringidos y conductas obsesivas.
  • Uso particular de los objetos.
  • Irascibilidad ante cambios.
  • Aletear con las manos o girar en círculos.
  • Tener reacciones sensibles al sonido, el olor, el gusto, tacto, entre otros.

A veces puede ser difícil determinar la gravedad. En general, se basa en el nivel de deterioro y en cómo afecta a la capacidad de desenvolverse y de relacionarse con los demás y el entorno. Esto genera mucha angustia e incertidumbre por parte de las familias, siendo primordial una valoración e intervención lo más pronto posible para poder conocer las potencialidades y favorecer formas de relación que favorezcan el bienestar psíquico y desarrollo integral.

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza a través de la observación de la conducta. Los padres y/o los maestros de las escuelas suelen ser los primeros en darse cuenta de que el niño muestra algunas deficiencias en los comportamientos citados en el punto anterior.         
Con el fin de mejorar el pronóstico, es importante realizar un diagnóstico precoz e iniciar el tratamiento lo antes posible.    

Tratamiento

El tratamiento de intervención debe ser integral y se deben tener en cuenta las características individuales. Es importante que cualquier intervención dirigida a la mejora del niño con TEA esté coordinada por profesionales que tengan experiencia en el tratamiento de niños con estas características, así como realizar un abordaje con la familia para ayudarles a comprender y a establecer formas de vinculación que favorezcan el intercambio y la regulación

¿A quién afecta el Trastorno del Espectro Autista?

Los TEA se presentan en diferentes grupos raciales y étnicos, y en todos los niveles socioeconómicos. Sin embargo, los niños tienen 4 veces más probabilidad de presentar TEA que las niñas. Según el DSM-5 (Manual Diagnóstico y Estratégico de los Trastornos Mentales) la prevalencia del TEA se sitúa alrededor del 1% de la población.

Es importante que en la valoración se tengan en cuenta los antecedentes familiares y la historia clínica y evolutiva del niño o niña para incluir los factores de riesgo que puedan influir a la hora de realizar el posible diagnóstico.

Complicaciones

Los problemas con las interacciones sociales, la comunicación y la conducta pueden dar lugar a:

  • Problemas en el colegio y en el aprendizaje.
  • Problemas laborales.
  • Incapacidad para vivir de forma independiente.
  • Aislamiento social.
  • Victimización.

En este sentido, es importante que la persona que sufre este trastorno tenga las ayudas necesarias en todos los contextos en los que se desarrolla (familiar, escolar, social, laboral), favoreciendo su autonomía e integración.

En el Campus de Clínica Corachan, hemos inaugurado Corachan Castellnou, un área de atención integral que incluye unidades como la de Trastornos del Espectro Autista, que ofrece un servicio de diagnóstico y tratamiento especializado desde los primeros síntomas antes de los 18 meses de edad. 

Si necesitas más  información acerca de nuestro nuevo espacio, visita nuestra web Corachan Neurociencias o contáctanos a través del siguiente número de teléfono: 932545800 o al siguiente mail: neurociencias@corachan.com

Consejos que curan

El blog de la Fundación Corachan tiene como objetivo divulgar temas de interés o de actualidad relacionados con la prevención y promoción de la salud, hábitos saludables, embarazo y maternidad, educación familiar y medicina deportiva, entre otros.

Participación
Este blog está abierto a comentarios, siempre y cuando no sean ofensivos en algún aspecto de la forma o del contenido. Tampoco se atenderán consultas particulares ni se dará información personalizada.

Artículos recientes

Temas

Sobre nosotros

Fundación Corachan es una institución sin ánimo de lucro que promueve y desarrolla acciones de salud orientadas a la adquisición de hábitos saludables.

Asimismo, tiene como misión promover acciones de salud y prevención de enfermedades y la formación especializada de profesionales de la salud, tanto académica como formación continuada. 

Desarrolla de proyectos destinados a:

  • Promoción de la salud en el ámbito comunitario.
  • Conseguir comportamientos saludables en todas las etapas de la vida.
  • Divulgación de información para que las personas tengan un papel activo respecto a su salud.
  • Autocuidado de la salud.
  • Promoción de la práctica del deporte.
  • Promoción de la salud en el ámbito educativo.
  • Formación de profesionales.

Síguenos en