Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitarle el acceso a los recursos y servicios, mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación y publicidad. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de uso de cookies.

Web Clínica Corachan

Consejos para una compra saludable en Navidad

Consejos para una compra saludable en Navidad

¿Preparados para superar las fiestas? Parece complicado mantener una alimentación saludable en navidades, pero si planificamos qué vamos a comer cada día teniendo en cuenta las bases de la dieta mediterránea, conseguiremos disfrutar de esta temporada festiva cuidando nuestra salud. A continuación, te contamos 7 consejos para que hacer la lista de la compra te sea más fácil y a la vez más saludable.

1.      Un poco de lectura y revisión

Procura leer las etiquetas de información nutricional de todos los productos procesados: revisa el tamaño de la porción, la cantidad de azúcar y grasas; así como la lista de ingredientes. Recuerda que en un producto se enlistan de mayor a menor en su contenido general, por lo tanto, si el producto que adquieres tiene en primer lugar la lista de ingredientes azúcar, definitivamente no es la opción más saludable.

 

2.      Sigue la regla de los tercios al llenar tu carrito

Idealmente tu carrito debería estar compuesto por un 50% de frutas verduras y hortalizas; un 25% de carbohidratos (pastas, arroz, pan); y otro 25% compuesto por proteínas (carnes, huevos, pescados y legumbres). Esta misma fórmula te servirá para elaborar tus comidas y cenas y hacerlas más idóneas.

 

3.      Elige comida fresca y de temporada

En cuanto a la comida fresca, debe primar la variedad a la cantidad: fruta, verdura, huevos, legumbres, frutos secos, carnes blancas, pescados… Además, si el producto es de temporada, sus propiedades y sabor se ven potenciados ya que se encuentran en su momento óptimo.

 

4.      Escoger las versiones con menos grasa

Es recomendable elegir las versiones menos grasas de los alimentos. En el caso de los lácteos, es recomendable que sean desnatados, reduciendo las grasas saturadas de este grupo de alimentos. En el caso de los cereales o panes también es preferible escogerlos integrales ya que tienen mayor cantidad de fibra (proporcionando mayor sensación de saciedad), vitaminas y minerales que los cereales refinados. 

 

5.      Evita los productos industriales

Estos alimentos acostumbran a ser aquellos que están listos para consumir (bollería, pizzas, preparados congelados, patatas chip, etc.). Su consumo debería de ser ocasional y no deberían formar parte de nuestra dieta diaria, ya que son ricos en azúcares añadidos, grasas, sal y aditivos.

 

6.      Menos carnes rojas

Disminuye el consumo de carnes rojas y embutidos, ya que una ingesta elevada de estos productos puede suponer un riesgo por su alto contenido en grasas saturadas, colesterol y sodio. Es preferible que optes por carnes blancas y magras, como el pollo y el pavo.

 

7.       Vigila con la sal y el azúcar

No solo debemos tener en cuenta la sal y el azúcar que nosotros añadimos a nuestros platos o bebidas, tales como la ensalada o el café, sino aquellos productos que de por si ya llevan grandes cantidades y que podrían pasar desapercibidos. En el caso de la sal: los embutidos, panes, quesos y platos preparados. En el caso del azúcar, los refrescos y las bollerías son los más importantes. Por eso, remarcamos de nuevo la importancia de leer las etiquetas para saber realmente lo que estamos comprando.

 

Además, para cocinar de manera saludable, recomendamos preparar los alimentos a la plancha, al vapor, asados o cocidos, evitando aquellos que puedan aportar grasas innecesarias a la dieta.

También es necesario recordar que, aunque es muy importante cuidar nuestra alimentación, no nos podemos olvidar de practicar ejercicio físico moderado de forma regular y evitar o reducir el consumo de alcohol y tabaco.

Siguiendo estas recomendaciones, cumplirás el objetivo de comer sano estas fiestas.

Consejos que curan

El blog de la Fundación Corachan tiene como objetivo divulgar temas de interés o de actualidad relacionados con la prevención y promoción de la salud, hábitos saludables, embarazo y maternidad, educación familiar y medicina deportiva, entre otros.

Participación
Este blog está abierto a comentarios, siempre y cuando no sean ofensivos en algún aspecto de la forma o del contenido. Tampoco se atenderán consultas particulares ni se dará información personalizada.

Artículos recientes

Temas

Sobre nosotros

Fundación Corachan es una institución sin ánimo de lucro que promueve y desarrolla acciones de salud orientadas a la adquisición de hábitos saludables.

Asimismo, tiene como misión promover acciones de salud y prevención de enfermedades y la formación especializada de profesionales de la salud, tanto académica como formación continuada. 

Desarrolla proyectos destinados a:

  • Promoción de la salud en el ámbito comunitario.
  • Conseguir comportamientos saludables en todas las etapas de la vida.
  • Divulgación de información para que las personas tengan un papel activo respecto a su salud.
  • Autocuidado de la salud.
  • Promoción de la práctica del deporte.
  • Promoción de la salud en el ámbito educativo.
  • Formación de profesionales.

Síguenos en