Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitarle el acceso a los recursos y servicios, mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación y publicidad. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de uso de cookies.

Web Clínica Corachan

Afrontar el cáncer en familia

Las emociones y reacciones de cada persona son diferentes. Asimilar que alguien en la familia tiene una afección médica grave puede provocar muchos sentimientos diferentes. Algunas personas pueden sentirse asustadas y tristes, mientras que otras pueden sentir enfado y negación. Pero no hay sentimientos correctos o incorrectos. Cada uno debe poder expresar las emociones que siente.

 

Recibir un diagnóstico de cáncer también es difícil para la familia 

A medida que la persona con cáncer recibe el tratamiento y los efectos secundarios empiezan a aparecer, las rutinas y actividades diarias de toda la familia se pueden ver afectadas. No obstante, saber afrontar y gestionar las emociones, aprender a adaptarse a los cambios y aceptar ayuda de manera positiva puede contribuir a superar esta situación en familia.

 

¿Cómo comunicar la noticia a los hijos?

Una de las primeras preguntas que podrían surgir a los padres y madres una vez recibida la noticia es qué información se debe compartir con sus hijos. Esto dependerá claramente de sus edades. Los niños más pequeños pueden no necesitar tantos detalles como los niños mayores. Tengan la edad que tengan sí se darán cuenta de que algo está sucediendo, aunque no se les haya explicado nada.

 

La Asociación Americana del Cáncer (ACS) recomienda que a los niños de todas las edades se les cuente lo básico. Esto incluye:

  • Qué tipo de cáncer tienes
  • En qué parte del cuerpo se encuentra
  • ¿Qué pasará con su tratamiento? Cambios físicos que se producirán.
  • Cómo  esperas que cambie tu vida

 

Muchas veces los niños y dependiendo de su etapa evolutiva , no saben cómo reaccionar a noticias como ésta y, a menudo, acaban imitando  la reacción de sus padres y madres. Es por eso que les ayudará el conocer  cómo se siente uno y hablar de los sentimientos.

Los padres y madres deben estar preparados  a dar respuesta a la pregunta '¿ te vas  a morir?' que los más  pequeños suelen formular con naturalidad.

Si los hijos son adolescentes, es necesario, debido a la etapa de cambios y confusión en la que se encuentran,  que conozcan lo que está sucediendo.

Suelen tener diferentes reacciones al disponer de tal información ( rebeldía, miedo, aislamiento, vergüenza..) y es importante recordarles que los contenidos  que puedan encontrar en las redes sobre la enfermedad,  podrían no ser ciertos.. Dependerá de la fuente.

 

Adaptación a los cambios

Dependiendo de qué persona de la familia haya sido diagnosticada con cáncer, es probable que ocurran cambios de roles dentro de la unidad familiar. El responsable principal de cuidar a los niños de la familia ahora puede convertirse en la persona que necesita más ayuda. 

En la mayoría de casos las tareas diarias suelen estar repartidas dentro de la unidad familiar. Por ejemplo: uno se encarga de cocinar, mientras el otro limpia y hace la compra. El cáncer y su tratamiento podrían hacer que la persona dejara de hacer estas tareas por cansancio o incapacidad, por lo que los otros miembros de la familia tendrían que asumir estas tareas.

En otros casos, puede ocurrir que la persona tenga que dejar de trabajar, por lo que es posible que la pareja tenga que trabajar algunas horas extras además de asumir las tareas del hogar.

A menudo, es normal que la persona que se queda al cargo de todo sienta agotamiento o sentimiento de frustración, así como culpabilidad y tristeza. Por eso, lo mejor que se puede hacer es hablar abiertamente sobre las limitaciones que se tienen, así como de las posibles soluciones que se pueden tomar en cada caso. Esto ayudará a todos a sentirse más cómodos con los cambios Es importante aceptar la ayuda externa de familiares, amigos y/o profesionales.

Las necesidades físicas que acompañan al cáncer pueden cambiar a lo largo del curso de la enfermedad. Es fundamental que la persona con cáncer exprese  sus necesidades a su pareja. A veces puede ser difícil pedir ayuda en tareas básicas de la vida diaria, como asearse o vestirse . También  ocurre que el cónyuge  no sabe qué tipo de ayuda necesita  y no lo pregunta para no ofender.

 

La importancia de la comunicación

 El saber  comunicarse facilitará y beneficiará  las relaciones entre las personas que sufren cáncer y quienes se preocupan por ellas.

Hablar sobre los sentimientos y las necesidades personales con honestidad, sinceridad y apertura reduce el estrés en las relaciones. Si existen dificultades para hablar con otras personas, o si las personas con cáncer parecen no querer comunicarse, se deberá  considerar  pedir apoyo de profesionales de la psicooncología.

 

Consejos que curan

El blog de la Fundación Corachan tiene como objetivo divulgar temas de interés o de actualidad relacionados con la prevención y promoción de la salud, hábitos saludables, embarazo y maternidad, educación familiar y medicina deportiva, entre otros.

Participación
Este blog está abierto a comentarios, siempre y cuando no sean ofensivos en algún aspecto de la forma o del contenido. Tampoco se atenderán consultas particulares ni se dará información personalizada.

Artículos recientes

Temas

Sobre nosotros

Fundación Corachan es una institución sin ánimo de lucro que promueve y desarrolla acciones de salud orientadas a la adquisición de hábitos saludables.

Asimismo, tiene como misión promover acciones de salud y prevención de enfermedades y la formación especializada de profesionales de la salud, tanto académica como formación continuada. 

Desarrolla proyectos destinados a:

  • Promoción de la salud en el ámbito comunitario.
  • Conseguir comportamientos saludables en todas las etapas de la vida.
  • Divulgación de información para que las personas tengan un papel activo respecto a su salud.
  • Autocuidado de la salud.
  • Promoción de la práctica del deporte.
  • Promoción de la salud en el ámbito educativo.
  • Formación de profesionales.

Síguenos en