Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitarle el acceso a los recursos y servicios, mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación y publicidad. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de uso de cookies.

Web Clínica Corachan

¿Realidad o mito? Todo sobre la radioterapia

Radioterapia

Hoy en día, todo el mundo tiene acceso fácil y rápido a cualquier tipo de información. No obstante, si esta información no está contrastada, nos puede llegar a confundir.

Cuando hablamos sobre cáncer la confusión se dispara, ya que existen numerosos mitos en torno a él: su origen, sus opciones de prevención o curación, los efectos secundarios de sus tratamientos, o las opciones basadas en soluciones sin evidencia científica, entre otros. Todo esto, genera mucha desconfianza y expectativas erróneas entorno a esta enfermedad.


Es una realidad que el número de casos nuevos de cáncer ha aumentado en los últimos años, pero ahora, los tratamientos para curarlo son más efectivos y, sobre todo, se ha mejorado de manera significativa el diagnóstico en fases tempranas de esta enfermedad, lo que conlleva un mayor número de casos superados.


La radioterapia, de todos los tratamientos contra el cáncer, es el que más miedo causa en los pacientes. Por diversos motivos, está rodeada de mitos que causan rechazo hacia ella. Sin embargo, hoy día, con los aceleradores de última generación, la radioterapia es un tratamiento totalmente seguro y no invasivo.


¿Qué NO debemos creer?

Algunos de los mitos más comunes que rodean la radioterapia son:


• Me causará daños en los órganos cercanos al afectado. La radioterapia es un tratamiento local, trata el cáncer en su origen y el objetivo variará en función de cuando se administra. La evolución de la tecnología nos ha traído aceleradores de última generación, que permiten localizar con gran precisión el tumor, así como dispositivos que adaptan la radiación a la forma y a su tamaño.


• La radioterapia es dolorosa. La mayoría de los pacientes no tienen sensación de radiación cuando la máquina administra el tratamiento. Solo algunos pacientes reportan una leve sensación de calor u hormigueo en el área mientras la máquina de radiación está encendida.


• La radioterapia me hará perder el pelo. La percepción errónea de que la radiación te hace perder el cabello proviene de la confusión de la radioterapia y la quimioterapia. Dado que muchos pacientes comienzan el tratamiento de radiación inmediatamente después de la quimioterapia, es comprensible que los efectos secundarios de las dos terapias se confundan.


• La radioterapia quema. Sin lugar a dudas, esta es una afirmación falsa. Cuando se administra el tratamiento, en algunas zonas del cuerpo y en algunos pacientes, puede provocar enrojecimiento y picor. Esta se trata posteriormente con la administración de cremas por indicación del especialista en Oncología Radioterápica, y estos síntomas quedan aliviados.


¿Qué es lo que SÍ debemos creer?

Si dejamos de lado estos mitos, es evidente que en la realidad hay muchas dudas entorno a la radioterapia y cómo funciona.

Algunas de las más comunes son las siguientes:


• ¿Existe más de un tipo de radioterapia? Sí, 
o Interna: se introducen en el interior del organismo isótopos radioactivos que emiten radiación
o Externa: se reciben radiaciones emitidas por máquinas que realizan tratamientos de alta precisión


• ¿Si estás en tratamiento, emites radiaciones?: cuando se finaliza el tratamiento diario, el paciente no emite ningún tipo de radiactividad. Su vida personal y profesional no deben verse afectadas durante el tratamiento.


• ¿El tratamiento con radioterapia siempre es individualizado? Sí, a cada paciente se le recomienda un tratamiento específico y adaptado a su caso en particular.


• ¿Es verdad que en ocasiones, se precisa interrumpir el tratamiento? en la radioterapia externa, para garantizar un correcto funcionamiento de la máquina, ésta es sometida a distintos controles que obligan a detener el tratamiento de los pacientes. Es importante saber que los días u horas de la parada, no influirán negativamente en la eficacia del tratamiento.

El 23 de abril, junto a GenesisCare incorporamos tecnología de vanguardia para nuestro servicio de oncología radioterápica: el acelerador Elektra Versa HD SRS. La plataforma tecnológica más completa para garantizar el bienestar del paciente unido a un equipo médico altamente experimentado:

 

• Ofrece un amplio abanico de tratamientos de gran precisión.
• Radioterapia menos agresiva: protege los órganos sanos más próximos al tumor.
• Proporciona mayor confort para el paciente.
• Tecnología de última generación contra el cáncer.
• Disminuye el tiempo de tratamiento.
• Reduce el número de sesiones.

Comentarios

No hay ningún comentario, sé el primero en comentar.

Deja un comentario

Consejos que curan

El blog de la Fundación Corachan tiene como objetivo divulgar temas de interés o de actualidad relacionados con la prevención y promoción de la salud, hábitos saludables, embarazo y maternidad, educación familiar y medicina deportiva, entre otros.

Participación
Este blog está abierto a comentarios, siempre y cuando no sean ofensivos en algún aspecto de la forma o del contenido. Tampoco se atenderán consultas particulares ni se dará información personalizada.

Artículos recientes

Temas

Sobre nosotros

Fundación Corachan es una institución sin ánimo de lucro que promueve y desarrolla acciones de salud orientadas a la adquisición de hábitos saludables.

Asimismo, tiene como misión promover acciones de salud y prevención de enfermedades y la formación especializada de profesionales de la salud, tanto académica como formación continuada. 

Desarrolla de proyectos destinados a:

  • Promoción de la salud en el ámbito comunitario.
  • Conseguir comportamientos saludables en todas las etapas de la vida.
  • Divulgación de información para que las personas tengan un papel activo respecto a su salud.
  • Autocuidado de la salud.
  • Promoción de la práctica del deporte.
  • Promoción de la salud en el ámbito educativo.
  • Formación de profesionales.

Síguenos en