Presentación

¿En qué consiste?

Se trata de una prueba diagnóstica que permite visualizar el interior de una zona del cuerpo (cráneo, cuello, tórax, abdomen, huesos, etc.) utilizando rayos-X y procesando las imágenes por ordenador, midiendo la absorción de los rayos X por los diferentes tejidos.

Según el tipo de exploración y la patología a estudiar, puede ser necesario administrar un contraste iodado intravenoso y/o contraste oral.

¿Cómo se realiza?

El paciente permanece estirado sobre una camilla que se introduce en la unidad de tomografía computada donde se generan los rayosX.


La duración total de la exploración suele ser de 15 minutos aproximadamente. Durante este tiempo, la toma de imágenes no es continua sino que se efectúan diferentes planos de imagen. El paciente está en todo momento comunicado con el técnico que realiza la prueba.


En el caso de exploraciones abdominales, es necesario ingerir un litro de líquido especial de contraste 20 minutos antes de empezar la exploración..

¿Qué molestias puede provocar?

La tomografía computada es indolora.

No produce ruido ni claustrofobia.

En el caso de administración de contraste intravenoso, el pinchazo puede resultar molesto.

¿Qué riesgos puede ocasionar?

Los equipos de tomografía computada utilizan rayos X y están regulados para emitir la mínima dosis de radiación necesaria para obtener la imagen y el beneficio diagnóstico.

Los rayos X pueden ser perjudiciales para el desarrollo del feto. Por tanto, si está o cree que puede estar embarazada, por favor, hágalo saber al técnico radiólogo que le atenderá.

El contraste iodado es una sustancia generalmente bien tolerada, aunque en algunos casos puede provocar reacciones alérgicas que generalmente son leves y muy excepcionalmente pueden ser graves. Nuestro centro está preparado par atender cualquier reacción al contraste.

Si ha padecido alguna vez una reacción alérgica, por favor, hágalo saber al técnico que le atenderá.

¿Qué alternativas hay?

Hay otras técnicas de diagnóstico por la imagen (ecografía, resonancia magnética, radiología, gammagrafía, etc), cada una de las cuales está indicada para unas orientaciones específicas.