Presentación

¿En que consiste?

Los rayos X son una forma de radiación, como la luz o las ondas de radio, que atraviesan la mayoría de los objetos. Esta radiación dirigida hacia una zona del cuerpo concreta, la atraviesa y produce una imagen sobre una placa radiográfica o una imagen digital que se almacena electrónicamente.

¿Cómo se realiza?

El técnico colocará al paciente en la posición más adecuada para poder visualizar la zona a explorar, ya estirado en una camilla o apoyado contra un soporte mural, y procederá a la adquisición de la imagen. Durante este proceso tendrá que mantener la posición y en algunos casos mantener también la respiración.

Una vez hecha la radiografía, el técnico recolocará al paciente y repetirá el proceso tantas veces como exploraciones haya solicitado el médico prescriptor.

Al finalizar la prueba, le harán esperar hasta comprobar que la calidad de las imágenes sea correcta.

¿Qué molestias puede ocasionar?

Una radiografía es un procedimiento indoloro.

En el caso de las pruebas que requieren la administración de algún tipo de contraste, la administración del mismo (pinchazo, enema, sonda...) puede resultar molesta, pero no doloroso.

¿Qué riesgos puede ocasionar?

Para hacer una radiografía se usan Rayos X con la mínima dosis necesaria para obtener la imagen y el beneficio diagnóstico.

Los rayos X pueden ser perjudiciales para el desarrollo del feto. Por tanto, si cree que está o puede estar embarazada, por favor, hágalo saber al técnico que le atenderá.

El contraste iodado es una sustancia generalmente bien tolerada, aunque en algunos casos puede provocar reacciones alérgicas que habitualmente son leves y muy excepcionalmente pueden ser graves.

Nuestro centro está preparado para atender cualquier reacción al contraste.

El contraste baritado no provoca ningún tipo de reacción alérgica.

Si ha padecido alguna vez alguna reacción alérgica, por favor, hágalo saber al técnico que le atenderá.

¿Qué alternativas hay?

Hay otras técnicas de diagnóstico por la imagen (resonancia, escáner, radiología, gammagrafía, etc.) cada una de las cuales está indicada par una orientación diagnóstica específica.