Noticias

07/06/2017

El cáncer de próstata es el tumor más frecuente en la población masculina

Si se detecta a tiempo, es uno de los que mejor pronóstico presenta.

infografia El cáncer de próstata es el tumor más frecuente en la población masculina: cada año se diagnostican 27.000 nuevos casos en España, lo que representa el 21% de todos los cánceres en varones, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

La elevada tasa de curación del cáncer de próstata (en torno al 90%) depende de que se diagnostique de manera precoz. Como no produce síntomas en sus fases iniciales, se recomienda acudir al urólogo para las revisiones periódicas siempre que se tengan antecedentes familiares, a partir de los 45 años o cuando se observe algún cambio o molestia en la micción.

Con motivo del Día Mundial del Cáncer de Próstata, el 11 de junio, hemos preparado la siguiente infografia para sensibilizar a la sociedad sobre esta enfermedad e informar de la importancia del diagnóstico precoz y de los recursos y posibilidades para su tratamiento.

Factores de riesgo:
No modificables
-  Edad. El riesgo de cáncer de próstata aumenta con la edad, especialmente después de los 50 años. Más del 80 % de los casos de cáncer de próstata se diagnostican en hombres de 65 años o más.
-  Antecedentes familiares: si el padre o hermano padecen cáncer de próstata el riesgo aumenta hasta el 30%.

Modificables 
- La alimentación (consumir en exceso carne roja y beber alcohol)   
- El estilo de vida (fumar, sedentarismo, obesidad)

Síntomas de alerta:
-  Dolor o escozor al orinar
- Presencia de sangre en la orina o el semen
- Dificultad para vaciar la vejiga por completo
- Chorro de orina débil, con dificultad para vaciar la vejiga por completo
- Necesidad frecuente o urgente de orinar
- Dolor continuo en caderas, muslos o columna vertebral

Métodos de diagnóstico

Tacto rectal: el médico palpa la próstata para revisar su tamaño, consistencia y uniformidad.
Prueba del antígeno prostático específico: se realiza al medir el nivel de antígeno prostático en una muestra de sangre. 
Biopsia: se extrae y analiza tejido de la próstata para confirmar la presencia de cáncer. 
Ultrasonido transrectal: esta prueba se realiza al tomar una bopsia.

Tratamientos:
Prostatectomía radical laparoscópica: extirpación total de la próstata, vesícula seminal y extremidades del conducto deferente. A pesar de ser una técnica agresiva, es una de las opciones que más se llevan a cabo.
Radioterapia: Se emplea  en aquellos casos en los que el tumor está confinado a la próstata y en pacientes seleccionados que tienen tumores localmente avanzados.
Tratamiento hormonal o terapia supresora de andrógenos. El objetivo de este tratamiento es reducir los niveles de las hormonas masculinas, llamadas andrógenos, en el cuerpo, o evitar que estas hormonas afecten a las células cancerosas de la próstata

Prevención:
Llevar una dieta rica en frutas y verduras, reduciendo el consumo de proteínas de origen animal; practicar ejercicio físico.



< Volver