Noticias

17/11/2016

Uno de cada trece niños nacidos en España es prematuro

El nacimiento de un bebé prematuro supone un shock emocional para los padres porque representa una complejidad en el cuidado y seguimiento de su hijo.

Neonatos En España nacen cada año 31.000 niños antes de la semana 37 de gestación, situándose entre uno de los países de Europa con mayor tasa de prematuros: uno de cada trece nacimientos. Sin embargo, es uno de los países con mejores datos de mortalidad perinatal -de la madre, el feto y el recién nacido- y neonatal -hasta 28 días después del nacimiento-, lo que demuestra la buena calidad de los servicios neonatales hospitalarios.

Los neonatos prematuros son más vulnerables a enfermedades y situaciones de riesgo que aquellos que nacen a término. Por su inmadurez, el recién nacido prematuro necesita unos cuidados específicos y diferentes de un recién nacido a término. Frecuentemente necesitará ingreso en la unidad neonatal para atender patologías propias de su inmadurez a todos los niveles (respiratorio, digestivo, inmunitario…). Cuánto más prematuro sea, más tiempo de ingreso y más patología. Gracias a los avances en neonatología, la mayoría de estos niños prematuros se van a casa sin secuelas aunque son más vulnerables en los primeros años.

¿Por qué se produce un parto prematuro?

Los partos prematuros no son fáciles de prevenir ya que tienen muchas causas -sociales y biológicas- pero existen algunas situaciones de riesgo que se pueden evitar durante la gestación, como el tabaco, el sobrepeso, la hipertensión, el alcohol, las infecciones bucales o urinarias. También está relacionado con factores genéticos y factores de riesgo en el embarazo como enfermedades renales, cardíacas o infecciones en la madre, preeclampsia, complicaciones de la placenta, malformaciones en el útero o un intervalo entre embarazos demasiado corto. Además, el avance en las técnicas de reproducción asistida hace que cada vez haya más embarazos múltiples, con un alto riesgo de prematuridad.

Shock emocional para los padres

Bebé prematuro y papá El nacimiento de un bebé prematuro supone un shock emocional para los padres porque representa una complejidad en el cuidado y seguimiento de su hijo.  Se preguntan si su bebé tendrá secuelas asociadas a la prematuridad, están pendientes de cada alarma de los aparatos que ayudan a su hijo, se angustian con cada complicación que pueda surgir durante el ingreso, cada pitido de las incubadoras, les angustia  pensar en el día que les dan el alta y el bebé siga ingresado, y también en cómo serán los cuidados en casa. En Clínica Corachan ofrecemos seguimiento psicológico y apoyo por parte del equipo de médicos y enfermeras para que los padres afronten cada situación a medida que se vaya presentando y cuenten con herramientas para superarlos correctamente durante el ingreso y después del alta.

Clínica Corachan potencia los cuidados centrados en el desarrollo: el bebé y la familia pasan a ser el centro de atención

Nuestra unidad de neonatología tiene capacidad para atender las necesidades de bebés prematuros a partir de las 28 semanas de gestación, estableciendo el plan de curas y el tratamiento más adecuado de forma individualizada. Humaniza el entorno. Además, la familia se considera esencial en el bienestar, el cuidado y el desarrollo del recién nacido, por lo que los padres pueden entrar en la unidad todo el tiempo que quieran (Unidad de puertas abiertas). También se fomenta la lactancia materna y el método canguro, es decir, el contacto piel con piel entre los padres y el bebé, y cuenta con una unidad de neurodesarrollo que aborda todos los problemas que puedan surgir en estos niños.

La atención al niño prematuro: el método canguro

El método canguro consiste en colocar al bebé en el pecho desnudo de la madre o del padre. Además de aportar beneficios emocionales, produce confort y reduce la ansiedad, se mejora la regulación de las constantes vitales (temperatura, pulso, ritmo cardíaco), implica a los padres en el cuidado de sus hijos y facilita la producción de leche materna, alimento que por sus propiedades inmunológicas y la presencia de enzimas, hormonas y factores de crecimiento, lo protege frente a las enterocolitis necrotizante, una enfermedad intestinal grave en los bebés prematuros.

Para celebrar el día internacional del bebé prematuro y reivindicar la importancia de los cuidados que necesitan éstos niños, hemos preparado un post con videos en nuestro blog. Clica aquí para acceder

< Volver